El arrollador avance de las tecnologías de la información y las comunicaciones y su aplicación en la educación, ha propiciado la configuración de sistemas de formación flexibles sustentados en entornos web, permitiendo el aumento de la autonomía del estudiante, la superación de las barreras espacio-temporales para acceder al aprendizaje, oportunidad de compartir el control de las actividades de aprendizaje mediante intercomunicación en un contexto de apoyo y colaboración.